Piercing falso ombligo

Filtros activos

Piercing falso ombligo

Los piercing falsos se han convertido en una tendencia para las personas que quieren mostrar esta pieza solo por una noche o un momento en específico sin tener que perforarse. Los piercings falsos de ombligo destacan entre los más populares, pues son muy usados por las chicas jóvenes.

Por qué comprar piercings falsos para el ombligo

Los piercings falsos, también conocidos como piercings magnéticos son una opción ideal para las personas que desean hacerse una perforación, pero no saben cómo les quedaría. Si usas un piercing falso de ombligo, solo tú sabrás que el piercing es falso, pues para los otros se verá como un piercing real. Los piercings falsos tienen diseños muy variados, son fáciles de conseguir en tiendas online, además, no se caen, ya que se sujetan a la piel con pinzas o imanes.

Los piercings falsos de ombligo son muy útiles para las chicas jóvenes a las que no les permiten las perforaciones en casa, por lo que utilizan un piercing magnético para el ombligo. Son muy fáciles tanto de quitar como de poner, así que puedes utilizarlos solo cuando lo desees, como por ejemplo, en la playa. Otra razón para comprar piercings falsos es por el hecho de que no existe riesgo de que ocurra alguna infección o de que se transmita alguna enfermedad.

Una ventaja notable que tiene el piercing en el ombligo sin perforación en comparación con los piercings reales es que no dejan cicatriz cuando te los quitas. Además, como no existe perforación, no debes esperar a que la piel se cicatrice para poder cambiar las piezas. Tampoco debes tener ningún tipo de tratamiento o cuidados específicos como debes tenerlos con los piercings por perforación. Por último, los piercings falsos son considerablemente más económicos que un piercing realizado en un estudio.

Además de piercing falsos para el ombligo, tenemos:

Además del piercing de ombligo existen otras opciones. Dentro de ellas destaca el septum, una argolla que se coloca en la nariz, más específicamente en el septum nasal. Es un piercing falso de nariz muy fácil de manipular para que se adapte al diámetro y tamaño de tu nariz. Por razones de seguridad, no utilices el septum por más de un día entero y no realices actividades bruscas con él.

También puedes conseguir dilataciones falsas de oreja. Este tipo de piercings suelen estar elaborados con imanes, consisten en dos piezas metálicas que se mantienen en la oreja debido a la fuerza potente con la que se atraen los imanes. La presión de los imanes es lo suficientemente fuerte para mantener el piercing en tu oreja sin generan ningún tipo de dolor o molestia.

Además del septum existen otros piercings falsos de nariz, como el nostril, una pequeña pieza metálica brillante que se coloca en la aleta de la nariz. Al igual que con los piercing del frenillo, son muy prácticos pues se colocan fácilmente y además ejercen una presión leve que no causa dolor alguno.

Por último, puedes encontrar piercings falsos para la lengua donde no tienes que tener una perforación, simplemente con una bola y un agujero dentro podrás colocar en la lengua, sujetar con los dientes y absorber el aire, de esta manera se quedara pegada.

También te puede interesar: piercing ceja, conch piercing, bridge piercing, piercing anti hélix o snug piercing.