Pendientes

Hay 75 productos.

Mostrando 1-12 de 75 artículo(s)

Filtros activos

Labret de luna

Precio 1,69 €

Pendientes oreja

Cuando hablamos de un piercing clásico por excelencia, nos referimos al pendiente de oreja, ese que probablemente será tu primer piercing o lo haya sido en el pasado. Muchas de las personas que se iniciaron en el mundo de los piercings han elegido esta opción como su primera perforación, para luego seguir con otros piercing de oreja como el piercing tragus, el piercing industrial o el piercing daith entre muchos otros.

Pero no nos confundamos, el hecho de que sea un piercing clásico no lo hace aburrido. Sigue teniendo la capacidad de darle un toque espectacular a tu imagen y los diferentes pendientes de lóbulo que puedes utilizar son casi infinitos. Al ser una perforación extremadamente simple, puedes adaptarle casi cualquier tipo de joya que se te ocurra.

¿De qué joyas hablamos? Barritas, herraduras, colgantes, aros y la lista sigue. Cada una de estas joyas tiene su particularidad y diseño exclusivo, así que es prácticamente imposible que no encuentres una que se adapte a tus gustos y tu apariencia. Echa un vistazo a nuestro amplio catálogo, seguro habrá más de una que te fascine por completo.

El pendiente en el lóbulo es el más popular

El proceso para colocar un piercing de lóbulo en la oreja es rapidísimo y está demostrado que es el menos doloroso de todos. Inicialmente, lo más recomendable es que utilices una barrita u otro tipo de piercing como los que les colocan a los bebés recién nacidos para abrir el agujero en la piel. Los pasos que se llevan a cabo son los siguientes:

  1. El perforador limpiará y desinfectará tu lóbulo para luego marcar el punto donde irá colocada la joya.
  2. Si estás de acuerdo con la ubicación donde irá colocado el piercing, utilizará una aguja esterilizada para atravesar el lóbulo.
  3. Finalmente, retirará la aguja esterilizada para introducir el piercing que elegiste.

El cuidado posterior del piercing es así de simple como estos cinco pasos para perforarte. Sólo tienes que seguir las recomendaciones del profesional y limpiar la herida con los productos que te indique. No olvides lavar siempre tus manos antes de tocar la zona y no extraer el pendiente antes de que haya cicatrizado por completo. De ser posible, evita el mayor contacto posible de la herida con las prendas y el cabello. Esta perforación sana bastante rápido y generalmente sin complicaciones.

En nuestra tienda tenemos la mejor calidad y el mejor precio, ¿A qué estás esperando?